viernes, 25 de noviembre de 2011


Los perros y el temor a los truenos (I)

Los perros y el temor a los truenos (I)

Muchos perros padecen de “truenofobia” o temor a los truenos. Esta situación puede ser problemática, difícil de resolver y constituye una experiencia aterradora para muchos animales sensibles. 

Aunque algunas razas tienen fama de sufrir con los truenos, expertos veterinarios aseguran que dicho temor no se limita a una raza, edad o sexo del perro. Hasta ahora se desconoce el origen del miedo a los truenos, aunque algunas teorías apuntan a que algunos canes están predispuestos genéticamente. Otros desarrollan miedo a las tormentas tras sufrir una mala experiencia o ver a otro animal o persona que se pone ansioso durante un temporal. 

Según expertos en el comportamiento canino, no existe un tratamiento garantizado contra la “truenofobia”, ya que lo que puede ayudar a un perro puede no tener efecto sobre otro y de igual manera un método que funciona durante una tormenta puede no servir en otra.

Existen diferentes remedios contra la “truenofobia”, entre ellos: medicinas, técnicas para hacer que el animal le pierda el temor a los truenos, entrenarlo para que busque un refugio donde se sienta a salvo de una tormenta o bien existen una serie de prendas que pueden ayudar, como orejeras, cabestros y capas.

La intensidad del miedo a los truenos puede variar, algunos se muestran moderadamente ansiosos, otros tiemblan y jadean y en los casos más severos, el perro puede lastimarse al atravesar ventanales o salir corriendo hacia el tráfico en medio de una tormenta. 

Continúa Los perros y el temor a los truenos (II) 


Los perros y el temor a los truenos (II)

Los perros y el temor a los truenos (II)

Algunos métodos sugeridos por especialistas veterinarios para controlar la “truenofobia” en los perros son: 

1) Insensibilizar al animal a los truenos: a) hacer sonar un CD o una cinta con sonidos de una tormenta durante un minuto; b) apagar el aparato cuando el perro se altere; c) Esperar que el animal se calme y hacer sonar nuevamente la música por un breve lapso; d) Repetir la operación unas cinco veces, con intervalos de diez minutos, durante cuatro o cinco días; e) Dejar pasar unas dos semanas y realizar una sesión similar.

2) Darle seguridad: Encontrar un sitio donde el perro se sienta seguro y se lo entrene para que vaya allí durante una tormenta. Puede ser un lugar en el sótano, con las cortinas bajas y la luz prendida, para que resulte más difícil ver los relámpagos. En ese sitio debe haber una casa para perros con una puerta abierta y una colchoneta cómoda. También se puede usar un armario sin ventanas. El amo debe quedarse un rato con el perro y darle algo de comer, para que el animal piense que se trata de un lugar agradable. También se puede cubrir al perro con una manta o con una toalla, o incluso con un traje a medida.

3) Medicinas para la ansiedad: Otras cosas que pueden funcionar son las medicinas para la ansiedad, pero hay que dopar al perro antes de que llegue la tormenta" pues tardan 20 minutos en hacer efecto, señalan expertos.

Consejos para calmar a los perros que padecen “truenofobia” 

• Encienda el televisor o el estéreo para tratar que disminuya el ruido del trueno.
• Si su perro se pone ansioso, no lo recrimine o castigue.
• Trate de distraerlo con actividades divertidas, para que el perro asocie la tormenta con algo placentero.
• Si es posible reúna a su perro con otros perros que no se ponen ansiosos en una tormenta

Fuente: Con información de: noticias.latino.msn.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por vuestro comentario